Galerías

Uruguay concretó la primera exportación de vino hacia África

Mercados. Benín y Burkina Faso son los destinos de los primeros contenedores

 

 

 

 

La comercialización de vino a países africanos se perfila como una alternativa novedosa y rentable para la vitivinicultura nacional, según destacó a El Observador Aramir Silva, presidente del Centro de Viticultores del Uruguay (CVU).

El viernes pasado se embarcó por primera vez vino hacia ese destino. Desde el puerto de Montevideo se envió un contenedor hacia el puerto de Conotú, de Benín, país que posee costa sobre el océano Atlántico. El envío consistió en 22.680 cajas de un litro de vino tinto de mesa en envase tetra brick.

Para la próxima semana está programada la partida de un segundo contenedor, con el mismo volumen del producto, aunque el destino será Burkina Faso, otro país africano pero sin costa sobre el océano, por lo cual el vino ingresará nuevamente por el puerto de Conotú.

Silva explicó que “se trata de un buen negocio, porque el productor de uva termina recibiendo un precio mejor por el kilo de uva que el que recibe si esa misma uva se usa para elaborar vino que llega al mercado local”.

Concretamente, en el caso del vino que se exporta hacia África, el viticultor obtiene un precio que cubre el costo productivo -este año osciló de $ 4,80 a $ 5,10 por kilo- e incluso genera un margen de rentabilidad “que es leve, pero interesante”.

Alcanzar ese precio es posible porque la operativa está enmarcada en el plan de negocios que promueve el CVU con el involucramiento del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) -donde accionan representantes de los ámbitos público y privado- y de la Dirección General de la Granja (Digegra) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), existiendo un pago complementario a modo de subsidio.

El vino exportado hacia África fue envasado con la marca Valente, prestada por dicha empresa al CVU, según señaló Silva, quien dijo que una vez completada la venta de 50 mil litros el empresario comprado comenzará a utilizar una marca propia, Tío Valdez.

La intención es alcanzar una venta hacia África, antes de concluir 2012, de 2,5 millones de litros y una vez que el vino uruguayo se vaya imponiendo en ese mercado incrementar las colocaciones.

Se utilizó uva aportada por 224 viticultores de Canelones, Colonia, Montevideo, San José y Tacuarembó, industrializada en 23 bodegas de Canelones, Colonia, Florida y Montevideo.

Eduardo Rossi, contador en el citado plan de negocios, explicó a El Observador que en esta operativa se utilizó 10,2 millones de kilos de uva de la última vendimia.

Es un volumen que contribuye mucho a descomprimir la oferta de uva para vinificar con destino al mercado interno.

05/08/2012, Juan Samuelle. Publicado en El Observador

 

ausp2012-ppal

La AUSP anuncia la realización del Concurso Mejor Sommelier Nacional 2012

Como una prueba más de la relevancia que poco a poco va tomando esta profesión, vuelve a realizarse el concurso que determinará quién es en estos días el mejor sommelier del Uruguay. La AUSP (Asociación Uruguaya de Sommeliers Profesionales) ya tiene abierta la inscripción, y comunica algunas novedades en el desarrollo del certamen.

La sommellerie se va convirtiendo gradualmente en un aliado incondicional y necesario para el mundo del vino y las bebidas, las infusiones, el chocolate e incluso el tabaco. No son pocos los establecimientos que así lo entienden, y se ha ido generando un nuevo mercado laboral donde se han insertado numerosos egresados de las instituciones que en nuestro país dictan esta carrera, tanto en Montevideo como en la ciudad de Punta del Este.

Como una forma de ratificar que la sommellerie uruguaya posee nivel internacional, anualmente se desarrolla el certamen de Mejor Sommelier Nacional, y el ganador representa a nuestro país participando en la contienda que elige a su vez el mejor sommelier del mundo, cuya próxima edición será en el año 2013 en Japón. Se trata de un galardón sumamente codiciado por los sommeliers, y por lo cual se espera la inscripción en este certamen de un buen número de profesionales.

Ratificando la importancia que reviste este certamen, el Ministerio de Turismo y Deportes lo ha declarado de Interés Ministerial. La AUSP es, desde el año 2010, miembro de la APAS (Asociación Panamericana de Sommeliers) y de la ASI (Association de la Sommellerie Internationale) como miembro observador.

El Concurso se desarrollará en el único hotel temático de vinos con que cuenta nuestro país, My Suites Boutique Hotel & Wine Bar, sito en la calle Benito Blanco 674, en el barrio de Pocitos. El evento tendrá lugar los días sábado 25 y domingo 26 de agosto, ambos días durante la tarde. La prueba final será abierta al público. El jurado estará integrado por miembros de la Comisión Directiva de la APAS y por destacados Sommeliers de Argentina, Chile y México.

La fecha de inscripción se extiende hasta el lunes 20 de agosto inclusive. Aquí pueden descargarse las Bases del Concurso y las Pruebas de Evaluación.

fuente:bodegasdelruguauy.com.uy

 

 

 

pizzorno-tannat-sfiwc

Pizzorno entra en California y gana medalla en San Francisco

Para reafirmar que los vinos uruguayos tienen estatura suficiente para desempeñarse exitosamente en cualquier país del mundo, aún en aquellos con mayor tradición vitivinícola, Pizzorno Family Estates concretó otro importante desafío: Después de vender su espumoso en París, y sus vinos en Argentina, llegó a California y conquistó una medalla de bronce en la San Francisco International Wine Competition celebrada en el mes de junio de 2012.

Quienes tenemos el placer de conocer a la familia Pizzorno sabemos bien cuál es su filosofía: elaborar los vinos meticulosamente, respetando la identidad de la viña, mantener la calidad permanente a lo largo del tiempo en todas las líneas de productos, poner sus botellas en manos confiables para la comercialización, y meditar cada nuevo paso para mantenerse fiel a esa filosofía. No hay prisa ni ambición más allá que la que puede devenir del orgullo y la satisfacción de continuar en el camino trazado. El éxito no es un asunto económico, es una recompensa al trabajo constante.

La confianza que deviene de elaborar el vino con esta filosofía es la que ha llevado a Carlos Pizzorno a buscar un nicho de mercado donde los vinos se destacan por su gran calidad, y se conocen por las referencias que van de boca en boca. Por eso no tuvo dudas cuando Guzmán Furtado y Andrew Allen, de la importadora Icarus Imports, lo visitaron en la bodega de Canelón Chico y le propusieron llevar sus vinos a un mercado tan atípico para los vinos uruguayos como el del estado de California, en los Estados Unidos, que se caracteriza por haber desarrollado la industria del vino en escala en un período relativamente corto, impactando fuertemente en todo el mundo.

Andrew Allen nos cuenta que fue recién hace tres años cuando Guzmán Furtado le contó acerca del desarrollo adquirido por el Uruguay como elaborador de vinos de alta calidad, y que su elección recayó en los de Pizzorno Family Estates por su prestigio. La importadora tiene base en San Francisco, ciudad reconocida por su excelente gastronomía que es uno de sus grandes atractivos turísticos.

Con la orientación proporcionada por un grupo de sommeliers amigos que degustaron los vinos, Andrew escogió al Pizzorno Tannat Reserva 2008 y al Pizzorno Sauvignon Blanc Reserva 2009 para su introducción en el estado de la costa oeste, “aunque en realidad yo quería el Pinot Noir pero no había disponibilidad” -dice Allen. Los vinos ya se comercializan en restaurantes y tiendas de vinos de la zona de la Bahía de San Francisco.

Para promocionar los vinos Pizzorno, Icarus Imports ha organizado catas a ciegas, y los resultados siempre fueron muy positivos, en particular para la variedad Tannat. En su última visita a Uruguay, los importadores tuvieron oportunidad de probar los caldos directamente de las barricas, y por su parte Carlos Pizzorno prometió realizar una visita a California próximamente.

Como un elemento más para contribuir al conocimiento de los vinos de Pizzorno Family Estates, Icarus convenció a Carlos Pizzorno de presentar sus vinos en la San Francisco International Wine Competition. “Tengo mucha confianza en los productos de Pizzorno, y sé que tendrán un buen desempeño en cualquier competencia” – expresa Allen.

En la 32° edición que se realizó en el mes de junio de 2012 participaron 4.556 muestras en representación de 1300 bodegas provenientes de 29 países, y el Pizzorno Tannat Reserva 2008 obtuvo una medalla de bronce.

La San Francisco International Wine Competition es la competencia internacional de vinos más influyente en Estados Unidos, está presidida por Anthony Dias Blue y en esta edición el jurado estuvo integrado por un prestigioso panel de 49 expertos reconocidos internacionalmente, entre los que podemos mencionar a Deborah Parker Wong, Scott Greenberg, Jim Harré y Ellen Landis, entre otros

fuente Bodegas del Uruguay.

racimo-nuevo vino

Racimo, un vino exclusivísimo que sólo se podrá obtener en Corchos Bistró

Nació como uno de los tantos sueños concretados por Juan Sebastián Vázquez, propietario del restó de Ciudad Vieja, y concretado con varietales escogidos de la vendimia 2010 de la bodega Alto de la Ballena. Racimo es un ejemplar único, un rara avis, que por la escasa cantidad de botellas elaboradas se le irá muy pronto de las manos a su creador quien, seguramente, ya está soñando con el próximo.

Si se trata de soñar y de hacer realidad esos sueños podría decirse que Juan Sebastián Vázquez es un especialista en eso. Primero imaginó un espacio donde desarrollar su vocación gastronómica -está graduado como Técnico en Gastronomía- y su amor por el vino nacional en un solo emprendimiento y lo concretó con Corchos, un bistró y boutique de vinos con una carta que cuenta con productos de 18 bodegas exclusivamente uruguayas. En Corchos se permite descorchar -valga el juego de palabras- ni una sola botella que haya sido elaborada fuera del país, en un acto de fe ponderable y del que podemos dar testimonio.

El segundo sueño de Vázquez fue un libro. Y éste se acaba de concretar con el reciente lanzamiento de la Guía de Bodegas y Vinos de Uruguay, un completísimo relevamiento de 33 de las más importantes bodegas nacionales y de sus mejores productos a juicio de los autores, un equipo conformado por el fotoperiodista sudafricano Greg de Villiers, el propio Vázquez y dos sommeliers.

El último sueño concretado fue el de un vino propio que representase su gusto y a su emprendimiento gastronómico. Un vino exclusivo que sólo se pueda beber o comprar en Corchos, y así fue como nació Racimo. De las vides que crecen el los “viñedos ubicados en la ladera de la Sierra de la Ballena donde el Syrah ocupa la cima pedregosa del predio”, como reza su contraetiqueta.

Con la ayuda de Soledad Mello, enóloga residente de la bodega Alto de la Ballena, Juan fue probando distintos cortes de vinos elaborados con varietales cosechados en 2010 y acunados en cubas de roble, hasta encontrar el que su paladar entendido le dictaba como el mejor.

Las escasas 78 botellas numeradas a mano y que, como dijimos, pueden exclusivamente adquirirse en el local que Corchos posee en Bartolomé Mitres y 25 de Mayo de Ciudad Vieja, son un assamblage de 80% de Syrah con 12 meses de barrica de roble francés de segundo uso con un 20% Cabernet Franc con 15 meses de roble francés también de segundo uso.

Ficha Técnica

Nombre comercial: Racimo

Corte: 80% Syrah con 12 meses en roble francés de segundo uso / 20% Cabernet Franc con 15 meses en roble francés de segundo uso.
Cantidad: 78 botellas numeradas a mano
Alcohol: 13%
Enóloga: Soledad Mello
Selección: Juan Vázquez
Elaborado en Dorilar S.A
Precio: $ 370

fuente Bodegas del Uruguay