Arq. Eduardo Steffen, Presidente de APPCU.

Entrevista al Arq. Eduardo Steffen, Presidente de APPCU. Como utilizar la oportunidad para ahondar sobre la situación del mercado inmobiliario en nuestro país y las expectativas
sobre las repercusiones que podrán tener las decisiones de Argentina, la situación de Brasil y el alza de las tazas de interés en Estados Unidos.

112_3

¿Cuál es la situación actual de la construcción en Punta del Este?

Hay muchos proyectos que no empezaron, otros que están a un mínimo y muchos que no se han vendido?

En los últimos 10 años se produjo una gran expansión en la industria de la construcción. En ese sentido en Punta del Este se llegó a un máximo de metros cuadrados en construcción en el año 2013. En el caso de los edificios, había 81 en distintas etapas de construcción, algunos ya lanzados a la venta antes de empezar.
Hoy existen 31 en construcción y algunos de los registrados en el 2013 se encuentran en estado de espera hasta que se reactive la demanda argentina.
En ese sentido, durante los últimos meses, la venta de unidades supera a la de las que se están construyendo, por lo cual, el stock de viviendas sin vender está disminuyendo.

¿Piensa que se debe a factores de competitividad de Uruguay u otros factores?

Sin dudas que la competitividad de Uruguay ha caído en forma muy importante en los últimos años. La caída de la eficiencia de la mano de obra y la evolución del tipo de cambio son factores relevantes. Aún hoy, pese a la depreciación más acelerada de nuestra moneda frente al dólar, el Uruguay sigue siendo un país caro.
Pero hay otros factores que influyen en la situación actual.
El comprador más importante es el argentino. La caída de la demanda de esa procedencia tiene tres motivos fundamentales. El primero es la retracción que causó la firma del convenio de información recíproca con la Argentina, el segundo es el cepo cambiario y en tercer lugar la recesión en la que cayó ese país en este año.
La caída en los nuevos proyectos en ejecución en Buenos Aires es incluso superior a la que se registró en Punta del Este.

¿Como se recuperan los puestos de trabajos perdidos en la construcción, tiene una evaluación de la cantidad?

El pico máximo de actividad se produjo en noviembre de 2012 con 73.000 obreros ocupados en la industria de la construcción a nivel nacional, marcando un record histórico. De ahí la caída ha venido fluctuando pero siempre con una tendencia descendente llegándose hoy a 53.000 personas en las obras.
Un descenso en la inversión privada, la culminación de las obras de Montes del Plata y la fuerte caída de la inversión pública fueron los principales causantes.
En Maldonado, esa tendencia fue aún mayor. De 10.000 obreros trabajando a fines de 2011 se pasa a la situación actual en la cual no se alcanza a los 4.000.
Vale la pena destacar que la aparición de la Vivienda de Interés social amortiguó algo la caída, impidiendo la destrucción de 10.000 puestos de trabajo a nivel nacional y de 1.500 en el caso de Maldonado.
No obstante la pronunciada caída en la cantidad de obreros en la construcción a nivel nacional, debemos decir que aún estamos un 30 % por encima del promedio histórico de 40.000 personas.
Si bien no podemos decir que estamos mal, lo que nos preocupa es la tendencia.
Las posibilidades de la reversión dependen de varios factores.
La aparición de nuevos megaproyectos sin duda que influiría, aunque siempre tiene un efecto acotado en el tiempo.
La inversión pública, prevista en la Ley de Presupuesto, tendrá su efecto una vez que las obras estén marchando. De todas maneras será un proceso gradual, lento y acotado a las disponibilidades de caja del Estado.
Creemos que el gran motor de la construcción es la inversión privada. Tanto en vivienda como en obras civiles. En ese sentido se pueden vislumbrar varias vertientes.
Un factor que seguramente influirá, sobre todo en el Este, será el nuevo ánimo que tienen los inversionistas argentinos debido al cambio de las políticas de gobierno de ese país.
Otro factor importante, es el desarrollo de los programas de participación público privado.
Por último, estamos convencidos que la ley de vivienda de interés social, que tantos beneficios ha traído sobre todo a Montevideo, puede ser mejorada de manera que sus efectos alcancen al resto del país eliminando los topes de precios que rigen para los departamentos del interior.

¿La situación actual de Argentina y Brasil como nos puede afectar?

Son dos casos que deben ser analizados por separado. En el caso de la Argentina, el cambio de gobierno y las últimas medidas en cuanto a la liberalización del comercio y del cepo cambiario, sin duda que son buenas noticias para el Uruguay y para Punta del Este en particular.
Esperamos una recuperación para fines del 2016 principios de 2017.
Brasil tiene una severa crisis política y económica que llevó a una depreciación del Real de gran magnitud y una recesión sin precedentes, con un abaratamiento en dólares importante tanto en bienes como en servicios. Seguramente el turismo de esa procedencia se verá resentido, pero además compite con nosotros como destino de vacaciones.

El 5 de enero en el Hotel Conrad se realizará un Coloquio de Economía promovido por APPCU. ¿Qué tipo de oportunidad consiste para el ámbito empresarial?
La región está viviendo un momento histórico en el que se están desarrollando acontecimientos que incidirán seguramente en el devenir de la economía nacional durante los próximos años.
Es por eso que las decisiones que deben adoptar los empresarios en esta especial coyuntura deberán estar basadas en las perspectivas que nos puedan aportar los dos participantes en este coloquio.

Entrevista: Luis Dentone – Puntahoy.com Foto: Archivo